Así es El Cuaderno Azul

¿Cómo es el taller?

El Cuaderno Azul es un taller atípico. Aborda la creatividad desde ejercicios prácticos, pensados para estimular la escritura respetando como cada uno piensa, siente y escribe.

El objetivo es que cada uno encuentre (o recupere) el placer de escribir. De divertirse contando historias. Propone concentrarse en el aspecto lúdico del arte y dejar que sea eso lo que nos lleve a la calidad artística.

Está dirigido a cualquiera con ganas de escribir. A personas que quieran hacer su primer acercamiento al arte, a aquellos que vienen de otras disciplinas y quieran incursionar en la literatura, y a los que ya han escrito pero se sienten trabados.

También es muy útil (y divertido) para escritores con práctica que quieren ampliar sus herramientas, abrir nuevas puertas, encontrarse con nuevas voces y registros poéticos.

¿Cómo funciona?

El taller está compuesto por muchos ejercicios, variados y estimulantes, que atacan la creatividad desde todos los flancos. Lo autobiográfico, el absurdo, el error, lo impensado, todo está al servicio de que cada uno despliegue su mundo interior. Si hay ganas de escribir, los ejercicios se encargan de que eso se traduzca en producción literaria.

La creatividad es un proceso caótico que sin embargo tiene principios generales de funcionamiento. Seguimos la enseñanzas de los grandes maestros que investigaron la creatividad para divertirnos, contar historias y darle lugar a nuestro talento.

Se escribe in situ y también en soledad. Los textos se comparten por mail y se discuten en el siguiente encuentro.

¿Quién coordina?

Juan Sklar es escritor y guionista. Sus cuentos, crónicas y viñetas fueron publicados en la revistas Orsai, La mujer de mi vida, THC y La Única. Como guionista participó del ciclo literario Ver para leer, con Juan Sasturain y de El Hombre de tu vida, de Juan José Campanella. Es autor de los ciclos infantiles Z-TV (Telefé) y C.A.P.O.S. (Televisión Pública). Desde 2009 es docente en El Laboratorio de Guión.

Estudió sobre procesos creativos en muchas ramas del arte y cree haber encontrado principios que se repiten en cada una de ellas. No son fórmulas que dicen cómo tiene que ser la obra de arte, sino mecanismos de funcionamiento que ayudan a entender como trabaja la creatividad. Estudió y trabajó en literatura con Juan Martini y Gonzalo Garcés. En guión con Patricio Vega y Robert McKee. En dramaturgia con Mauricio Kartún y Ariel Barchilón. En clown con Marcelo Katz y Cristina Moreira. En teatro con Juan Coulasso y en canto con Laura Benítez.

Anuncios